Como prevenir lesiones en los niños

Los niños tienen más probabilidad de sufrir lesiones involuntarias que de padecer cualquier otra enfermedad grave. Estas lesiones pueden evitarse. Por eso es muy importante aprender cómo prevenirlas.

Ellos son curiosos, impulsivos, movedizos, y aprenden mucho más de lo que ven que de lo que escuchan. Por eso es muy importante que los adultos eduquen con el ejemplo si quieren que sus niños aprendan a cuidarse.

 

En la cocina es conveniente usar las hornallas de atrás para que al niño le sea más difícil alcanzarlas. No dejar mangos de sartenes u ollas cerca del borde.

No dejar el mate, la pava o el termo a su alcance.

Protegerlos del contacto con el horno, estufas y calefactores.

Si el niño se quema, colocar el sitio quemado bajo el agua fría; no colocar cremas ni otras sustancias. Cubrir con una venda o trapo limpio y seco y llevar a la Guardia.

 

Para prevenir caídas, cerrar las escaleras con puertitas.
No colocar muebles cerca de ventanas y balcones porque pueden treparse. En el patio, tapar pozos y evitar desniveles.
Ningún medicamento, producto de limpieza o veneno deben quedar a su alcance.
Vigilar que en la mesa de luz no haya objetos peligrosos, ni medicamentos. En la casa de los abuelos tomar las mismas precauciones.

 

Los niños son imitadores, por eso es recomendable no tomar remedios delante de ellos.
Si sospecha que tomó un medicamento o tóxico, llamar al centro de toxicología de su zona (el número debe estar en un lugar visible) y llevarlo a la Guardia. No hacerlo vomitar.

No dejar al niño solo en la bañera, aunque tenga poca agua y sea por pocos minutos.

Las piletas de natación deben tener cerco y permanecer con la puerta cerrada SIEMPRE.

La mirada atenta, cercana y permanente del adulto es fundamental para evitar que los niños pequeños sufran lesiones en el agua.

Cuerpos extraños, juguetes pequeños, los niños se ven sumamente atraídos por las pilas planas y las monedas, por ende deben estar lejos del alcance de ellos y nosotros como adultos debemos chequear controles remotos y juegos con pilas.

 

En la vereda, tener en cuenta que en un instante el niño se puede soltar y cruzar corriendo la calle. Cuidar las salidas de garajes.

Es muy peligroso transportarlos en bicicletas y motos, aún con casco. Recomendamos no utilizar ese medio para transportar niños pequeños.

En automóviles, siempre transportarlo en sillitas de seguridad adecuadas a su peso, y en el asiento trasero. Las sillitas deben utilizarse en TODOS los viajes.

 

Gaspar Visco

Jefe de Servicio de Pediatría

MP 447726 MN  105663

 

Sanatorio del Oeste (Ituzaingó / Castelar /Merlo)

www.sanatoriodeloeste.com

Central de turnos: 0810-333-4411 ó 5068-9100 (opción 1).

 

Don’t forget to share this via , Google+, Pinterest, LinkedIn, Buffer, Digg, Tumblr, Reddit, StumbleUpon and Delicious.

Deja un comentario