el azul paraíso más allá

Por Susana Badano

Los jóvenes morenos y delgados,morenos por el sol ,por el desierto o por el horror de las llagas y delgados por la raza,por la hambruna o por la casi muerte,ya han dejado su preciosa carga en la playa ,entre los arbustos de las dunas bajas.les dan improvisados juguetes  para que no  tengan miedo cuando se den cuenta que estan solos allí.los niños serán bendecidos si los turistas  los encuentran en ese punto de la isla antes que los perros que deambulan por las orillas cada mañana.los jóvenes casi reptan volviendo al mar sin mirar atrás y no lloran porque su tarea ha sido hecha.nadan de regreso al pesquero,nadan antes que amanezca para que la patrulla costera no les dispare.más allá el yate ,lujoso,iluminado y en final de fiesta donde los pasajeros  festejan la última noche del crucero.ellos visitarán la isla al amanecer antes de retornar al continente,el del viejo y nuevo imperio ,poderoso,casi eterno.

los jóvenes,doce, nadan,bucean,apenas toman aire en la superficie,sigilosamente.sobre cubierta un borracho,un marinero y un perverso millonario fuman sin decir palabra.ven a los j´ovenes y los creen delfines porque despues de todo en esas aguas de turquesa y lapizlázuli y que huelen a sándalo y nardos todo es mágico y maravilloso,como en un cuento de oriente,un oriente que ya no es lejano y está rojo como rubíes hechos sangre.
los jóvenes trepan las sogas del barco viejo como cáscara reseca a punto de quebrarse.dos no han llegado.sin mirar atrás partirán sin ellos.atrás el paraíso de la isla y el mar azul que hoy está calmo y el crucero de felices turistas y los cuerpos de antes y de ahora ya en su sepulcro de sal y los niños abandonados a una posible vida.ese ha sido el breve lapso ,el instante en el que todos casi se han tocado…el mar y la playa…muy juntos…el cielo y el infierno…muy todo.muy uno en la tumba azul que tambien es paraíso.y ahora ya todos callan…los jóvenes,los pescadores,los insomnes en cubierta,los niños que duermen en la arena,las madres que en las orillas del negro continente han quedado…todos callan… la luz de la piedad y la esperanza les sella los labios y las lágrimas pero no callarán sus actos desesperados por preservar la vida que son como un alarido desgarrador del silencio intentando que el mundo apóstata y sordo al fin lo escuche.

Don’t forget to share this via , Google+, Pinterest, LinkedIn, Buffer, Digg, Tumblr, Reddit, StumbleUpon and Delicious.

Deja un comentario