En dos años en Morón se hicieron más obras que en las últimas décadas

Durante los primeros dos años de gobierno, Morón aumentó significativamente la inversión en obras de infraestructura descuidadas por gestiones anteriores y que  benefician a miles de vecinos. Más de 200 millones de pesos directos en obras hidráulicas y nuevos pavimentos para terminar con las calles de tierra, los principales ejes de los primeros 24 meses.

Desde que comenzó su mandato, el Intendente Ramiro Tagliaferro, puso el foco en las obras de infraestructura como principal eje de gestión. Durante estos primeros 24 meses, en Morón se está concretando un plan de obras centrales que mejoran la calidad de vida de los vecinos y las condiciones de los barrios.

“Nunca antes en la historia de Morón hubo tantos frentes de obra abiertos al mismo tiempo. Todo esto es posible gracias a un Gobierno que se puso al servicio de los vecinos y que trabaja para eso junto a la Provincia y la Nación. Siempre le digo a mi equipo que para tener una buena gestión tenemos que entender qué le preocupa al vecino cuando sale a la puerta de su casa. Ese es el camino que elegimos todos los días”, aseguró Tagliaferro.

En este sentido, en el marco del Fondo de Infraestructura municipal, se está llevando a cabo un plan de pavimentación con hormigón y obras hidráulicas complementarias, que en 2016 contempló la transformación  integral de 46 calles de tierra y este año avanzó en la misma dirección con cerca de 70. Siguiendo la misma lógica, se concluyó la histórica pavimentación de Cañada de Juan Ruiz y de Blas Parera, en Castelar Sur, una demanda que hasta ahora no había tenido respuesta. Además, se avanzó en la apertura de las calles Fernández, La Tribuna y Granada, para mejorar la integración de Barrio Seré. Todos estos nuevos asfaltos permiten garantizar a los vecinos una mejor circulación y comunicación, así como una mayor seguridad para el barrio.

En materia de saneamiento hidráulico, se reinició y finalizó la obra Cuenca Boquerón, postergada y abandonada en repetidas oportunidades por la gestión anterior, así como la primera etapa de Saneamiento de la Cuenca French Azcuénaga que ya se concluyó y se está avanzando en la segunda parte del proyecto. Ambas obras, beneficiarán a miles de vecinos que sufrían las inundaciones en el centro, sur y norte de Morón. Además, se inició y terminó el Saneamiento hidráulico de la Cuenca Haedo Norte Ramal II, que mejora el drenaje de las aguas de lluvia y evita las inundaciones en el área central y norte y se está proyectando la siguiente etapa; y avanza el saneamiento hidráulico Barrio Seré, que evitará futuras inundaciones en Castelar Sur.

Al respecto, el Intendente declaró: “En 2016 batimos el récord histórico de Morón, invertimos más de 200 millones directos en obras hidráulicas. Son miles de familias que pueden dormir tranquilas cada vez que llueve. Esto es posible gracias a un Estado presente que pone los recursos donde se necesitan. Son obras que formarán parte de la historia de Morón”.

Por otra parte, en forma articulada con Nación y Provincia, se impulsó una serie de obras fundamentales para el desarrollo del plan de movilidad del tránsito pesado en el Distrito. En este sentido, se está avanzando en la puesta en valor de la Ruta 4, que abarca la repavimentación de los 6,7 kilómetros del trazado interurbano. Además, en el marco del mejoramiento integral de la Ruta 1003, se ensanchó y repavimentó la avenida Callao, que conecta Morón con el partido de Merlo. Siguiendo esta línea, también se está trabajando en la Ruta 201 en El Palomar desde el finalizado Túnel Matienzo hasta el cruce con el Camino de Cintura, límite entre Morón, Tres de Febrero y Hurlingham, donde se ensanchará la calzada y se realizará la obra hidráulica complementaria para evitar anegamientos.

Todas estas intervenciones se complementan con el mejoramiento integral de Rawson, Pueyrredón, Marconi, Weizman y Azcuénaga. A su vez, se está renovando la avenida Rivadavia en toda su extensión y se repavimentó las calles Patagones, Mitre y Rosales, entre otras arterias.

Asimismo, el Gobierno de Morón implementó un plan para reordenar el tránsito en la Curva de Haedo, dando solución a un histórico punto de conflicto vehicular. En la misma localidad, se está poniendo en valor el centro comercial, iniciativa que también se replica en el área central de El Palomar.

Por otro lado, con el objetivo de mejorar la visibilidad nocturna, contribuir con la seguridad en los distintos barrios y ahorrar el consumo energético, se puso en marcha un inédito plan de Reconversión Lumínica que contempló, en esta primera etapa, la instalación de más de 5.000 luminarias con tecnología LED. Ahora, se están instalando 1.000 más en diferentes arterias del Municipio y se proyecta seguir en esta dirección durante 2018.

Don’t forget to share this via , Google+, Pinterest, LinkedIn, Buffer, Digg, Tumblr, Reddit, StumbleUpon and Delicious.

Deja un comentario