Litiasis renal. Qué es, cómo prevenirla y tratarla

La litiasis renal es la tercera patología más frecuente del árbol urinario, con una prevalencia de entre 5% y 10% según las diferentes series. Suele presentarse con mayor frecuencia en la tercera y cuarta década de la vida, y en el sexo masculino.

La presentación clínica es muy variable, desde formas asintomáticas (como hallazgo casual en estudios por imágenes), infecciones urinarias recurrentes, hematuria, hasta la formación de litos que obstruyen la vía urinaria y pueden ocasionar el doloroso cuadro conocido como cólico renal. Debido a que se trata de una patología clásicamente recurrente, la intervención médica debe orientarse a la prevención, ya sea primaria o secundaria. Es por esto que los pacientes con litiasis renal o con riesgo de padecerla requieren de investigaciones para identificar las condiciones médicas subyacentes y otras anomalías metabólicas predisponentes. Los resultados de estas investigaciones se utilizan para guiar el tratamiento preventivo.

Una variedad de factores dietéticos y metabólicos pueden contribuir o causar la formación de litiasis renal.

Los factores dietéticos incluyen una alta ingesta de proteínas animales, oxalato y sodio, y una baja ingesta de líquidos y de productos cítricos que contienen potasio. Las alteraciones metabólicas más frecuentemente asociadas a litiasis son la hipercalciuria, la hipocitraturia, la gota, la hiperoxaluria y la hiperuricosuria. Las modificaciones en la dieta deben aplicarse en todos los pacientes con litiasis renal, y consisten en una elevada ingesta de líquidos, la restricción de oxalato y sodio, una dieta balanceada en proteínas animales y complementadas por una ingesta adecuada de frutas y verduras. Cuando las modificaciones en la dieta no son suficientes en prevenir la formación de litiasis o en la presencia de alteraciones metabólicas importantes, puede ser necesario un tratamiento farmacológico específico. Este depende del trastorno por el cual el cálculo se haya formado, y esta información puede obtenerse analizando el cálculo en si o determinando los niveles en orina de los componentes que predisponen a su formación.

Para determinar los niveles de estos componentes se deben realizar dos recolecciones de orina de 24hs seguidos, para este fin se le otorgarán 2 recipientes rotulados, en el primero (recipiente A) usted deberá recolectar de orina de las primeras 24hs, y en el segundo (recipiente B), la orina de las segundas 24hs. Luego de haber cumplido con ambos recipientes, usted debe llevarlos al laboratorio para su análisis, donde además se le realizará la toma de una muestra de sangre.

 

Algunos datos importantes:

  1. La recolección debe realizarse con la dieta y actividad física habitual.
  2. Se recomiendan al menos 2 muestras diferentes dado la variabilidad de la dieta.
  3. Se sugiere que las muestras sean recolectadas en forma ambulatoria y no durante una hospitalización.
  4. Se debe esperar 1 a 2 meses luego de un episodio clínico de litiasis o litotripsia o cirugía antes de realizar la recolección.
  5. No se debe realizar si existe una infección urinaria concomitante u obstrucción urinaria no resuelta.

¿Quiénes deben realizarse el estudio metabólico?

  • Litiasis recurrente.
  • Historia familiar.
  • Litiasis bilateral.
  • Litiasis no cálcica (cistina, estruvita, acido úrico).
  • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Diarrea crónica.
  • Síndrome de malabsorción.
  • Cirugía bariátrica.
  • Enfermedades concomitantes asociadas a litiasis (acidosis tubular renal, sarcoidosis, hiperparatiroidismo, gota).

 

En Sanatorio del Oeste contamos con toda la tecnología necesaria para diagnosticar los desórdenes relacionados con la litiasis renal, tanto para detectar el origen de los episodios que haya padecido el paciente, como para establecer si existe predisposición y tomar las medidas preventivas correspondientes, con el fin de disminuir las posibilidades de presentar un cólico renal.

Para aquellos pacientes que hayan padecido este cuadro, las opciones de tratamiento pueden ser la colocación de un catéter que desobstruye la vía urinaria por vía endoscópica, la extracción de los cálculos y la Nefrolitotripsia Extracorpórea por onda de choque.

Este último es un procedimiento de avanzada tecnología, no invasivo, y que puede resolver la litiasis renal y ureteral mientras el paciente descansa bajo una leve sedación.

 

Dr. Sebastián Casazza   – Jefe de Servicio de Urología – MN 108198 MP 332532

Dr. Marcelo Malventano – Subjefe de Servicio de Urología – MN 111176 MP 334953

 

Sanatorio del Oeste (Ituzaingó / Castelar /Merlo)

www.sanatoriodeloeste.com

Central de turnos: 0810-333-4411 ó 5068-9100 (opción 1).

Don’t forget to share this via , Google+, Pinterest, LinkedIn, Buffer, Digg, Tumblr, Reddit, StumbleUpon and Delicious.

Deja un comentario